Centro Médico Alivio administrará vacunas COVID-19

Chicago, IL – Alivio Medical Center comenzará la vacunación de los pacientes y miembros de la comunidad elegibles a partir del Sábado 30 de Enero de 2021. El Departamento de Salud Pública de Chicago ha proporcionado a este centro de salud comunitario una cantidad limitada de vacunas Moderna y comenzará a administrarla a personas en las categorías 1A y 1B. 

Alivio se complace en lanzar su programa de vacunas con los residentes de Casa Maravilla en el Centro para adultos mayores Alivio Pilsen Satélite; ubicado dentro del edificio del 2021 South Morgan Street , Chicago, IL 60608. Alivio seguirá proporcionando vacunas posteriormente a una capacidad limitada, con cita previa solamente y continuara trabajando para ampliar los sitios de vacunación en las comunidades más afectadas.

Chicago ha estado en la fase 1A desde el 15 de Diciembre de 2020 lo que ha hecho que los trabajadores de la salud, residentes de centros de atención a largo plazo y de otros centros de salud residenciales sean elegibles para la vacunación. La ciudad está ahora en fase 1B desde el 25 de enero de 2021. Esto significa que los residentes de Chicago mayores de 65 años y grupos específicos de trabajadores esenciales de mayor riesgo y primera línea serán elegibles para la vacunación.

Susana Mendoza Contralora de Illinois será vacunada junto a su madre adulta mayor con condiciones crónicas; en el lanzamiento de este sábado. "La pandemia de coronavirus ha tenido impactos generalizados sin precedentes en los residentes de Illinois y las familias de todo Estados Unidos; después de haber presenciado personalmente la devastación que este virus puede causar a un ser querido, estoy agradecida por este enorme paso hacia la inmunidad", dijo Mendoza. La Contralora sufre de asma y ha tenido varios episodios de neumonía antes de la pandemia. "He tomado todas las precauciones para evitar contraer el virus porque un simple resfriado para mí puede convertirse rápidamente en neumonía, ya que he sido hospitalizada en varias ocasiones en el pasado". A finales de 2020, el hermano de la Contralora contrajo el coronavirus que lo mantuvo luchando en hospital durante 41 días contra mini accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal entre muchas otras complicaciones.

El detective de la policía de Chicago de 56 años aún continúa luchando contra los efectos a largo plazo del coronavirus, problemas de presión arterial, cataratas en ambos ojos y tendrá que depender de diálisis por el resto de su vida. Mendoza aboga ferozmente por las vacunas Covid-19 y espera que otros que son elegibles se vacunen con confianza y continúen con las medidas de distanciamiento social, el uso de mascarilla e higiene de manos.

Muchos de los residentes del área de servicio de Alivio no han tenido el lujo de quedarse en casa durante la pandemia. Trabajar desde casa es casi imposible para los empleados de los sectores agrícola y de servicios, las industrias manufacturera, alimentaria y hotelera. Las personas que desempeñan funciones esenciales suelen ser las que corren mayor riesgo de sufrir los peores resultados negativos de esta enfermedad. "Estamos agradecidos de proporcionar la vacuna a nuestros pacientes y miembros de la comunidad más vulnerables que se han visto afectados de manera desproporcionada por el coronavirus, así como a nuestros compañeros trabajadores de la salud", dijo Esther Corpuz, directora ejecutiva del Centro Médico Alivio. “Nuestro personal ha resistido la tormenta y ha hecho muchos sacrificios durante la pandemia; las vacunas nos están dando la esperanza que estábamos esperando”.

El centro médico Alivio ha administrado dos sitios de prueba de Covid-19, uno en Pilsen y otro en Berwyn, que atienden el lado suroeste de Chicago y los suburbios circundantes desde el inicio de la pandemia. Hasta la fecha, Alivio ha administrado 16,000 pruebas COVID-19 y ha visto altas tasas de positividad dentro de las comunidades a las que sirve gracias al arduo trabajo y la dedicación de su personal. Además de administrar dos sitios de prueba, Alivio también cuenta con un equipo de rastreadores de contactos y trabajadores de salud comunitarios que han podido ayudar con tareas como notificar a las personas que han estado en contacto con alguien que dio positivo en la prueba de COVID y que deben hacerse la prueba; medidas de seguridad para detener la propagación del virus y conexión con recursos disponibles en la comunidad a los que puedan acceder para recibir ayuda durante este tiempo.

Alivio ha abogado sin temor por el acceso de atención médica asequible y de calidad para los latinos en Chicago, Berwyn, Cicero y los suburbios del oeste y se ha comprometido a reducir las disparidades de COVID-19 a través de pruebas, educación y vacunación.